El Filipino que murió virgen

Miércoles, 19 de mayo de 2010, 11:00 a.m. Una súbita y violenta necesidad de azúcar (chocolate, básicamente) atormenta mi organismo. Me levanto de mi puesto de trabajo y recorro la oficina en busca de algo que me ayude a comportarme como un ser humano y me permita seguir cumpliendo con mi trabajo. Echo mano del cajón común de las galletas. Cinco variedades distintas de galletas y solo una contiene chocolate: los famosos Filipinos. Abro el paquete, cojo el primer ejemplar y… ¡Sorpresa! Creo que, a partir de aquí, sobran las palabras. Sólo diré que este filipino tuvo el infortunio de morir virgen.

El último filipino virgen

Noemí Rivera 2010. (cc) by-sa

Pido disculpas por la deficiente calidad de la imagen, mi humilde teléfono móvil no puede dar más y Photoshop tiene sus límites (bueno, tal vez no, pero no quiero perder horas intentando arreglar esta simple foto).

2 Comentarios a El Filipino que murió virgen

  1. jon dice:

    Si era virgen no te hubiera costado nada darle un poco de cariño antes de zampártelo sin mas.. no se, unos preliminares, una calidez en el trato… Pero vais al chocolate como locas..

    Recuerdo a mi ex, en esos dias del mes como saltaba del sofá a por la tableta de milka, como un guepardo del serenguethi salta sobre un ñu…y cuidado con intentar quitarle una onza mientras veía esos infumables tele filmes de antena 3 con su manta de sofá…

    Por cierto, me MOLA tu blog, me lo pongo en favoritos

  2. Noemi dice:

    Esos días del mes en los que los que nos sentimos tan mujeres, el chocolate se convierte en la única fuente de felicidad y, al mismo tiempo, solución a todos los problemas 😉

    ¡Me alegro que te guste el blog! 🙂 !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *