Ofimática vs. Diseño gráfico.
Cada herramienta para lo que es

Photoshop, Illustrator, InDesign, Word, Paint
Noemí Rivera 2010. (cc) by-sa

Recién inaugurado mi blog, se lo enseñé a mis familiares y amigos para que me comunicasen sus impresiones. De todos los comentarios, hay uno que jamás lograré borrar de mi cerebro. Chateando con mi prima, le sugerí entrar en el blog y no se le ocurrió otra cosa más que decir: «Es bonito. ¿Lo has hecho con Paint (refiriéndose a la imagen de fondo del blog). En ese instante, una pequeña parte de mí murió por dentro. ¿¿Paint?? ¡¡Cómo que Paint!! No supe cómo contestar ante semejante insulto.

La realidad es que, desgraciadamente, a día de hoy aún hay gente que edita imágenes y realiza ilustraciones con Paint y lo peor de todo es que se creen unos cracs. No hace mucho también que me encontré con una persona que intentó maquetar con Word un tríptico (el resultado, evidentemente, fue penoso) para una campaña de concienciación de malos tratos a mujeres., También he llegado a ver gráficos, diagramas, esquemas, etc. torpemente trazados en Word.

Por si nadie se ha dado cuenta, existen herramientas propiamente diseñadas para maquetar, editar imagen, diseñar, etc.; así como personas con una formación en diseño que saben lo que hacen. Recuerda: las herramientas de ofimática y/o Paint NO son para el diseño gráfico (de calidad).

«Pero si yo me las apaño», te dicen.

«Eso no te lo niego, pero que sepas que lo que acabas de producir tiene una calidad deprimente», (diría incluso que se trata de un pedazo de mierda con todas las letras, pero temo ofender al destinatario de las palabras). «¿Por qué no utilizas Photoshop

«¡Sí, venga! ¡¿Me voy a poner ahora a aprender a usar esos programas?! Bastante tengo con lo mío».

«Tú verás. De todos modos siempre puedes pedir ayuda». Aquí es cuando, en un intento desesperado de salvar el  mundo del diseño, me vendo a cambio de nada.

«Da igual, para lo que necesito, me sirve». Cada vez que alguien dice esas palabras, muere un diseñador gráfico.

Y si aún y todo te da igual que muera gente y sigues con lo tuyo, que sepas que eso que produces afecta muy negativamente a la imagen visual de lo que sea a lo que te dediques.

¿Verdad que nunca harías un filete con agua? Es cierto que al final acaba por hacerse y está comestible, pero no está tan rico como hecho con aceite y seguro que jamás se lo ofrecerías a tus invitados. Pues con el diseño gráfico, igual.

Dixi.

[Este tema da para muchísimo más (por desgracia). Pero, por hoy, he decidido terminar aquí]