Carta a un punki antisistema

Punki antisistema

Querido punki que miras con desprecio a la sociedad que sigue como borregos los dictados del sistema actual. Esta carta es para ti.

Apenas tienes 16 años y ya has perdido toda fe en la sociedad y el mundo en el que ha tocado vivir, por eso muestras tu desprecio al sistema yendo a contracorriente, vistiendo a contracorriente, escuchando música que critica al sistema y divirtiéndote destruyendo lo que el sistema nos da para mejorar nuestra calidad de vida.

Criticas la sociedad de consumo y alimentas tu cerebro con las doctrinas anarquistas de tus grupos favoritos de música. Tus viejos te rayan, por eso pasas la mayor parte del día en la calle con tus amigotes. Suelo verte por la ventana caminando desgarbadamente hacia vuestro punto de reunión. Con tu música punk siempre encima, gran amiga que te comprende y comparte tus ideas. Pero, ¡oh! ¿Qué ven mis ojos? El color blanco de tus auriculares te ha delatado. Entonces veo cómo sacas del bolsillo tu reproductor mp3 para poner el volumen más alto aún. ¡Sorpresa! Es un brillante iPod. Máximo exponente de la sociedad de consumo y de la fe ciega de los consumidores que compran por impulsos y se dejan llevar por todo lo que mola y es cool. Me has decepcionado.

Te reúnes con tus amigotes y fumáis y bebéis cerveza hasta vomitar, con el fin de mostrar vuestro desprecio hacia el sistema. Curioso, pues una pequeña parte del dinero que habéis gastado en tabaco y alcohol sirve para alimentar a vuestro «querido» sistema.

Deberías reflexionar sobre ello.