Monthly Archives: abril 2011

Secuestro en el banco Monedas de Chocolate

Durante la mañana de ayer, los billetes de 5 euros de la sucursal sur del banco Monedas de Chocolate mantuvieron retenidos a los billetes de 500 euros. Exigían al banco uno de los ceros de los billetes de 500 euros.

A las 9:35 de ayer, los billetes de cinco euros de la caja fuerte de la sucursal sur de Monedas de Chocolate rompieron sus montones atacaron el montón de los billetes de 500. Los inmovilizaron y amenazaron con despedazarlos si el banco no les cedía uno de los ceros de todos y cada uno de los billetes de 500.

“Queremos ser billetes de 50”, reivindicaban. “Estamos hartos de ser los más pequeños, los menos valorados y los más discriminados. ¿Por qué unos tienen tanto y otros tan poco? Los billetes de 500 euros son escandalosos. ¡Igualdad ya!”

El secuestro duró poco más de cinco horas, en las que las negociaciones entre la dirección del banco y los billetes  fueron muy tensas, puesto que algunos de los billetes de 500 apoyaban la rebelión alegando que pasando de ser billetes de 500 a de 50, circularían más y dejarían de estar apiñados en las cajas fuertes de los bancos o de los narcotraficantes. “Queremos ver mundo”, decían. No obstante, la mayoría de los billetes de 500 se negaba a perder un cero y dejar de ser una moneda exclusiva.

Finalmente, el banco no tuvo más remedio que ceder. “Los billetes de 5 son muy agresivos, sabíamos que no pararían hasta salirse con la suya. No teníamos  elección”. Con la operación, Monedas de Chocolate ha sufrido una pérdida de 2.050.000 euros y su valor ha caído 5 puntos en la bolsa.

El futuro ejército de naranjas mutantes

Futuro ejército de naranjas mutantes

La importancia de poner tildes

La importancia de poner tildes

El sábado 9 de abril, a eso de las 21:00, mi timeline me mostró este tweet. El fútbol me interesa tanto como a un calvo los peines, pero no pude evitar quedarme de piedra cuando lo leí: “Un Madrid de suplentes apabulla al Athletic por 1-3, con dos goles de Kaka”. O lo que es lo mismo: dos goles de mierda.