Té. Una historia de amor

I love my kettle
No hay palabras que describan el placer de tomar una taza de té. Por eso he decidido hacer una galería con fotos (y que no falten los filtros retro). 🙂 Ahí va:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *