Cualquier cosa puede ser arte

Hasta en las paletas hay arte

Creo que fue mientras pintaba este cuadro (que, por cierto, ya va siendo hora de que lo termine, que llevo dos años con él). Yo estaba en la cocina, mezclando colores y aplicándolos sobre la tabla concienzudamente. Mi madre acababa de llegar del trabajo. Se acercó a ver lo que pintaba y en un intento de soltar un cumplido, va y me dice (aun siendo consciente que el cuadro está inacabado): “Chica, pues qué quieres que te diga, pero a mí casi me gusta más la paleta que el propio cuadro. Tiene más color, más vida y las formas que se crean son muy bonitas”. Entonces es cuando una roca de 850 kg surge de la nada y cae sobre mi autoestima haciéndola pedazos. A la mierda. Y lo gracioso es que tiene razón, la paleta quedó bonita. Lástima que solo duró hasta la siguiente sesión de pintura. Por suerte, siempre quedará la fotografía y su poder de inmortalizar todo aquello que se ponga a tiro. Así que aquí tenéis mi pequeña e inesperada pieza artística. Cualquier cosa puede ser arte. El arte y la belleza están hasta en los lugares más insospechados.

Do it yourself

Do it yourself

Es domingo. Abro mi armario para hacer inventario y descubo que tengo tres pares de pantalones casi idénticos. Por otro lado, me doy cuenta de que no tengo pantalones cortos, o los que tengo muestran claros signos de haber vivido tiempos más gloriosos.

Conclusión: reciclar. Haciendo uso de la buena mañana que tengo para todo lo que sea crear con las manos y la cabeza (¡no sólo iba a haber heredado la miopía, la mala hostia, la falta de paciencia y la escasez de melanina!), me he puesto manos a la obra para remodelar mis viejos pantalones y darles una nueva vida.

El resultado no ha sido nada malo, pero lo que más me satisface no es el hecho de que tengo pantalones nuevos a coste cero, sino que los he hecho yo misma, con mis manos y el sudor de mi frente.

¡Qué bueno es sentirse autosuficiente!

Reloj matemático

Reloj Matemático

Para los amantes de los números y a los que no les gusta llegar tarde a ningún lado.

Secuestro en el banco Monedas de Chocolate

Durante la mañana de ayer, los billetes de 5 euros de la sucursal sur del banco Monedas de Chocolate mantuvieron retenidos a los billetes de 500 euros. Exigían al banco uno de los ceros de los billetes de 500 euros.

A las 9:35 de ayer, los billetes de cinco euros de la caja fuerte de la sucursal sur de Monedas de Chocolate rompieron sus montones atacaron el montón de los billetes de 500. Los inmovilizaron y amenazaron con despedazarlos si el banco no les cedía uno de los ceros de todos y cada uno de los billetes de 500.

“Queremos ser billetes de 50”, reivindicaban. “Estamos hartos de ser los más pequeños, los menos valorados y los más discriminados. ¿Por qué unos tienen tanto y otros tan poco? Los billetes de 500 euros son escandalosos. ¡Igualdad ya!”

El secuestro duró poco más de cinco horas, en las que las negociaciones entre la dirección del banco y los billetes  fueron muy tensas, puesto que algunos de los billetes de 500 apoyaban la rebelión alegando que pasando de ser billetes de 500 a de 50, circularían más y dejarían de estar apiñados en las cajas fuertes de los bancos o de los narcotraficantes. “Queremos ver mundo”, decían. No obstante, la mayoría de los billetes de 500 se negaba a perder un cero y dejar de ser una moneda exclusiva.

Finalmente, el banco no tuvo más remedio que ceder. “Los billetes de 5 son muy agresivos, sabíamos que no pararían hasta salirse con la suya. No teníamos  elección”. Con la operación, Monedas de Chocolate ha sufrido una pérdida de 2.050.000 euros y su valor ha caído 5 puntos en la bolsa.

El futuro ejército de naranjas mutantes

Futuro ejército de naranjas mutantes

La importancia de poner tildes

La importancia de poner tildes

El sábado 9 de abril, a eso de las 21:00, mi timeline me mostró este tweet. El fútbol me interesa tanto como a un calvo los peines, pero no pude evitar quedarme de piedra cuando lo leí: “Un Madrid de suplentes apabulla al Athletic por 1-3, con dos goles de Kaka”. O lo que es lo mismo: dos goles de mierda.

Tipos majos #12. Pervertidos

Tipos majos #12. Pervertidos

Qué duro es ser guapo

Zoolander

Como todos los sábados por la mañana, bajo a la carnicería de mi barrio a hacer la compra semanal. Entro al establecimiento y el carnicero (el carnicero con más humor del mundo) me saluda como siempre:

–Egun on, Naomi Campbell!

–Epa!

–Uy, qué cara traemos… Mucha juerga, ¿no?

Un paseo en bici por Donostia

Puerto de Donostia

Palabro: Pedofilia

Biohazard

Pedofilia (sustantivo): Pedo + filia

  • Pedo (Del latín: pedĭtum): 1. m. Ventosidad que se expele del vientre por el ano.
  • -filia (Del gr. φιλία): 1. elem. compos. Significa ‘afición o simpatía’.

Pedofilia: Afición o simpatía hacia la expulsión de ventodisades des vientre por el ano.