Secuestro en el banco Monedas de Chocolate

Durante la mañana de ayer, los billetes de 5 euros de la sucursal sur del banco Monedas de Chocolate mantuvieron retenidos a los billetes de 500 euros. Exigían al banco uno de los ceros de los billetes de 500 euros.

A las 9:35 de ayer, los billetes de cinco euros de la caja fuerte de la sucursal sur de Monedas de Chocolate rompieron sus montones atacaron el montón de los billetes de 500. Los inmovilizaron y amenazaron con despedazarlos si el banco no les cedía uno de los ceros de todos y cada uno de los billetes de 500.

“Queremos ser billetes de 50”, reivindicaban. “Estamos hartos de ser los más pequeños, los menos valorados y los más discriminados. ¿Por qué unos tienen tanto y otros tan poco? Los billetes de 500 euros son escandalosos. ¡Igualdad ya!”

El secuestro duró poco más de cinco horas, en las que las negociaciones entre la dirección del banco y los billetes  fueron muy tensas, puesto que algunos de los billetes de 500 apoyaban la rebelión alegando que pasando de ser billetes de 500 a de 50, circularían más y dejarían de estar apiñados en las cajas fuertes de los bancos o de los narcotraficantes. “Queremos ver mundo”, decían. No obstante, la mayoría de los billetes de 500 se negaba a perder un cero y dejar de ser una moneda exclusiva.

Finalmente, el banco no tuvo más remedio que ceder. “Los billetes de 5 son muy agresivos, sabíamos que no pararían hasta salirse con la suya. No teníamos  elección”. Con la operación, Monedas de Chocolate ha sufrido una pérdida de 2.050.000 euros y su valor ha caído 5 puntos en la bolsa.

El futuro ejército de naranjas mutantes

Futuro ejército de naranjas mutantes

La importancia de poner tildes

La importancia de poner tildes

El sábado 9 de abril, a eso de las 21:00, mi timeline me mostró este tweet. El fútbol me interesa tanto como a un calvo los peines, pero no pude evitar quedarme de piedra cuando lo leí: “Un Madrid de suplentes apabulla al Athletic por 1-3, con dos goles de Kaka”. O lo que es lo mismo: dos goles de mierda.

Tipos majos #12. Pervertidos

Tipos majos #12. Pervertidos

Qué duro es ser guapo

Zoolander

Como todos los sábados por la mañana, bajo a la carnicería de mi barrio a hacer la compra semanal. Entro al establecimiento y el carnicero (el carnicero con más humor del mundo) me saluda como siempre:

–Egun on, Naomi Campbell!

–Epa!

–Uy, qué cara traemos… Mucha juerga, ¿no?

Un paseo en bici por Donostia

Puerto de Donostia

Palabro: Pedofilia

Biohazard

Pedofilia (sustantivo): Pedo + filia

  • Pedo (Del latín: pedĭtum): 1. m. Ventosidad que se expele del vientre por el ano.
  • -filia (Del gr. φιλία): 1. elem. compos. Significa ‘afición o simpatía’.

Pedofilia: Afición o simpatía hacia la expulsión de ventodisades des vientre por el ano.

Menú del día: Cerebros de gato

Cerebros de gato fritos

Sábado 19 de febrero de 2011, 12:49. Estaba yo sumida en la lectura del periódico y cómodamente sentada en el sillón de la sala cuando un agradable olor a comida penetra mis fosas nasales y se instala en esa parte del cerebro que despierta el apetito de cualquier carnívoro. Con cautela deposito el periódico sobre la mesa y me levanto en busca del origen de tan poderoso olor. Llego hasta la cocina, donde el olor se intensifica por mil y me hace soñar con la llegada de la hora de comer. Me asomo al fuego, donde una sartén con una tapa metálica esconde el secreto del menú de ese día. Retiro la tapa ansiosa por descubrir con qué alegraré mi estómago en unos minutos y me encuentro con… ¡una docena de cerebros de gato! Cruel, macabro, repugnante, pero increíblemente delicioso. Bon appétit.

No hay amores imposibles

No hay amores imposibles, sólo estúpidos prejuicios que limitan a muchas personas/cosas/animales quererse con libertad. ¡Amor libre ya! Peras con manzanas, churras con merinas…

Analizando la sociedad mediante las búsquedas sugeridas de Google

Búsqueda en Google¿Qué es lo que le preocupa a la gente? ¿Qué es aquello que la gente quiere encontrar? Google, el Gran Hermano del siglo XXI, nos ofrece un curioso retrato de las preocupaciones, inquietudes y deseos de la sociedad. Echemos un vistazo.